Corazones de alcachofas con salsa de cebolla e hinojo.

¡Me declaro una alcachofera nata! Me encanta esta verdura, lo que no me encanta es limpiarlas y quitarles las hojas hasta dejar el corazón… eso no me gusta tanto, pero encuentro tanta diferencia entre las alcachofas compradas de bote y las naturales… Quizás en otras verduras no se note tanto, pero en las alcachofas sí. Ese sabor intenso y un pelín amargo… desaparece, al menos en las que he probado.

Cuando limpiamos alcachofas, desechamos más de lo que comemos. Hace un tiempo leí un consejillo para utilizar todas estas hojas y restos que normalmente tiramos. Se pueden cocer las hojas en agua, después se tritura todo y se cuela. Con el caldo resultante podemos hacer otros platos, añadiéndole patata,  puerros, sal y aceite de oliva podemos hacer una crema rica a la que le añadiría unos taquitos a la plancha de jamón serrano.

Esta verdura está muy recomendada para personas con problemas de hígado ya que favorece la función biliar. También disminuye el nivel de azúcar en sangre, ayuda a eliminar líquido del cuerpo y a desintoxicar el organismo. Si quieres bajar de peso, no puede faltar en tu dieta.

Y sí, ya sé lo que estáis pensando…algunas personas relacionan ALCACHOFA= GASES. Pero ¡que no cunda el pánico! Un truco para que esto no ocurra es añadir granos de hinojo, de comino o de anís. ¡Y fuera problema!

Así que ya no tenéis excusas para no comer alcachofas…

Acompaño este plato con el PAN CASERO DE CEBOLLA, QUESO Y TOMILLO que hice hace poco.

Espero que os guste mi receta. La dejo entera en la ficha imprimible.

 

FELIZ JUEVES!

DSC_0880

DSC_0881

DSC_0882

DSC_0885

Corazones de alcachofas con salsa de cebolla e hinojo.

Prep Time: 15 mins
Cook Time: 30 mins
Yields: 18

Ingredientes para 2

  • 6 alcachofas.
  • 1 cucharadita de semillas de hinojo (puedes usar anís o comino)
  • 3 cucharadas de salsa de tomate
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • Mezcla de especias: Pimentón picante. comino en polvo, ajo molido, canela.
  • Orégano y albahaca.
  • 6 Tomates deshidratados.
  • 2 cebollas.
  • 1/2 vaso de caldo de verduras (o agua)

¿Cómo lo hacemos?

  1. Primero ponemos los tomates deshidratados a hidratar, en un vsasito con agua caliente. Rretiramos las hojas de las alcachofas y las partes más duras, dejando solo el corazón. Las cortamos en cuartos. (Les podemos rociar un poco de zumo de limón para que no se oxiden). Las cocemos en agua durante 25 minutos. Reservamos.
  2. Picamos la cebolla y la ponemos a pochar con un poco de aceite, sal, las especias y las hierbas a fuego medio, hasta que veamos que se pone transparente.
  3. En un mortero machacamos los granos de hinojo. Los añadimos a la salsa. Añadimos también las alcachofas ya cocidas, los tomates hidratados y a trocitos, la salsa de tomate, el vino blanco y el caldo de verduras (o agua) y dejamos la sartén a fuego medio hasta que veamos que la salsa reduzca. Removemos de vez en cuando.
  4. Montamos el plato y cerquita pan, si es casero mejor, lo vas a necesitar : )

Tal vez te pueda interesar

Ningún comentario